Opinión Contigo Pan y Cebolla

«Contigo, pan y cebolla», seguro que has oído este refrán más de una vez. Una frase de enamorados que hace referencia a la preferencia del amor por encima de la riqueza. En la Avenida César Augusto, a la altura de la Plaza Salamero y más concretamente en la calle Telesforo Peromarta, encontramos el coqueto restaurante de cocina mediterránea Contigo Pan y Cebolla.

La decoración es de estilo rústico con sillas, vigas y altos rodapiés de madera que crean un ambiente cálido y acogedor. Se complementa con toques clásicos como lámparas de araña o papel pintado. A lo largo de todo el restaurante, podemos ver una exposición fotográfica de retratos posando con los elementos protagonistas del restaurante: panes y cebollas.

Algo que llamó nuestra atención es que los carteles de los baños no ponen los clásicos nombres para diferenciar entre sexos. Por el contrario utilizan «cebollas» para el sexo femenino y «panes» para el masculino.

Menús y carta de Contigo Pan y Cebolla

Contigo pan y cebolla ofrece carta y menús, aunque al medio día solo está disponible el menú. El menú del día está disponible de lunes a viernes y tiene un precio de 13,90€. Está formado por cinco primeros, cinco segundos y cinco postres que cambian de forma semanal. Todos los días ofrecen un plato de verdura de temporada y ensalada diferente.

Falsos tallarines de calabacín a la carbonara | Menestra de verduras

En los segundos también encontramos un plato de pescado según mercado que va cambiando cada semana.Algunos de los platos tienen toques originales e innovadores aunque también encontramos otros más tradicionales. El menú del sábado incluye tres primeros, tres segundos y tres postres por 21,90€. Al igual que el de diario, los platos cambian semanalmente. Para ocasiones como celebraciones, bodas y bautizos también cuentan con menús especiales.

En nuestra visita nos decantamos por el menú del día. En los primeros probamos los falsos tallarines de calabacín y zanahoria a la carbonara con aceite de menta y tomate concassé, que estaban bastante buenos. Y la verdura de temporada, menestra, que no nos gustó demasiado. Para los segundos, elegimos los calamares encebollados con chips de yuca y el pescado según mercado, ambos correctos pero sin nada a destacar.

Calamares encebollados

Por último para el postre tarta de tres chocolates, muy buena (casi imposible fallar con el chocolate). Y milhojas de queso fresco, membrillo, nueces y miel. Rico también, aunque la combinación con el membrillo estaría mejor con un queso más curado (para gustos, colores).

Milhojas de queso fresco y membrillo | Tarta 3 chocolates

¿Merece la pena visitar este restaurante?

En conclusión, es un sitio que tiene un menú del día con buen precio. La comida está rica, tiene variedad de platos desde lo tradicional hasta algunos más originales. La decoración es bonita y el sitio es acogedor y tranquilo. El único pero es la situación en la que se encuentra, un poco alejado teniendo en cuenta el gran número de sitios para comer en Zaragoza en el centro. Sin embargo, si estás por la zona de Puerta del Carmen, es una opción perfecta para comer en Zaragoza barato.

Si visitas Contigo Pan y Cebolla no olvides dejar un comentario contándonos tu experiencia.

Etiquetas:
Sin comentarios

Deja tu comentario